Iglesias de Cuba: Santuario Nacional de la Caridad del Cobre

Iglesias de Cuba: Santuario Nacional de la Caridad del Cobre
Comentar

A solo unos 20 kilómetros al oeste de la ciudad de Santiago de Cuba, tomando la vieja carretera del Caney y girando a izquierda en el poblado de El Cobre, llegamos a la Basílica Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre. Lleva un nombre muy largo que ni siquiera emula con un fragmento de la enorme y profunda devoción que sienten por ella los cubanos.

Vendedores de flores en el camino del Cobre

Su imagen representa a la Virgen María Santísima con un Niño Jesús en sus brazos y una cruz. A tono con el carácter y la familiaridad presentes en la idiosincrasia antillana, los cubanos le llaman "Cachita", añadiéndole cercanía y afecto incondicional.

Artesanias en venta en las inmediaciones de El Cobre

Cada 8 de septiembre, fieles de toda Cuba y un poco más allá viajan hasta la humilde comunidad de El Cobre y suben al majestuoso santuario para presentar sus respetos, agasajarla, acompañarla y pedirle bendiciones. Mientras, comerciantes informales ofrecen recreaciones de su imagen en madera y cristal, con insistencia inusitada ante el caminante. Muchas generaciones de cubanos la han visto en sus hogares, como devoción heredada en forma de pintura colgada en las paredes o una reliquia bien conservada.

La historia de una virgen

Fieles rezando en la Capilla de los Milagros del Cobre

Según investigadores del Archivo de Indias, ha trascendido en el tiempo el relato de la aparición de la virgen como un suceso real, a través de documentos históricos. Reza en los anales que durante los primeros años del siglo XVII, dos indios mestizos y un niño negro la vieron desde su canoa, flotando entre la espuma de las olas y sobre un pedazo de madera, mientras buscaban sal cerca de la desembocadura del río Mayarí, en la actual provincia de Holguín. A sus pies decía:

"Yo soy la Virgen de la Caridad."

Colinas alrededor de la iglesia del Cobre con marcas de la mineria

Estas personas, conocidas para la posteridad como "Los Tres Juanes", comprobaron sorprendidos que las ropas de la virgen no estaban mojadas. La llevaron al hato donde vivían, a orillas del río Cauto y comenzaron allí su veneración, desde el rústico altar de un humilde y primitivo bohío.

Del bohío al Santuario Nacional

La Virgen del Cobre es la patrona de Cuba

Un tiempo después, la imagen fue trasladada al poblado Real de Minas, cerca de Santiago de Cuba, y fue instalada en la capilla del hospital de los esclavos de la mina de cobre a cielo abierto que allí explotaban, ganando en posicionamiento y popularidad, hasta que en 1648 se construyó una Ermita en el mismo lugar donde hoy se encuentra el Santuario. A partir de entonces, se le llamó Virgen de la Caridad del Cobre, símbolo de patriotismo e identidad.

La primera construcción sobre el cerro llamado Maboa, se desplomó en 1906 a causa de los movimientos telúricos de las explosiones mineras, y apenas siendo una edificación transitoria recibió el título de Basílica en 1907 por el Papa Pablo VI. En 1916, el Papa Benedicto XV aceptó la solicitud de los veteranos de las guerras de independencia en la Isla, que la consideraban parte de su vida y compañía protectora en el campo de batalla, para coronarla como la Patrona de Cuba. El 8 de septiembre de 1927 se inauguró el nuevo Santuario que vemos en la actualidad.

Imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre en el Santuario

En 1936 la virgen fue canonizada y el templo adquirió el imponente altar de mármol y plata maciza. Además, quedó lista la torre principal. En 1977 la iglesia fue proclamada Basílica Menor. Finalmente, el 24 de enero de 1998 el Papa Juan Pablo II honró personalmente a la virgen, haciéndose acompañar de ella durante una misa, posándole una corona de oro y un manto adornado con piedras preciosas. Luego, en 2012, recibió la visita de Su Santidad Benedicto XVI, quien pernoctó en el santuario y le concedió la distinción Rosa de Oro. Un corto tiempo después, también llegó hasta allí el Papa Francisco, "misionero de la misericordia".

Iglesia del Cobre, templo de fe y sólida hermosura

Vista de la iglesia del Cobre

Una larga y espaciosa escalinata brinda acceso a la iglesia de El Cobre, que tiene una apariencia neogótica, con tres naves rematadas por torres con campanario y una cúpula en la parte central. Es visible a kilómetros de distancia. La nave central está cubierta por un techo de bóvedas apuntadas y las paredes están decoradas con vitrales y ventanales con arcos ojivales. La fachada principal ostenta un magnífico y elegante rosetón gótico.

En su interior, resulta imposible apartar la vista de la imagen de la virgen hecha de oro, rodeada de piezas con gran valor religioso y terrenal. La Capilla de los Milagros, ubicada debajo de la virgen, está repleta de cosas de toda índole, prendas y ofrendas con que los creyentes piden o agradecen sus favores.

Girasoles, al fondo el santuario del Cobre

Así aparecen trofeos, preseas olímpicas, pelotas de béisbol, piedras preciosas, cartas y objetos personales, entre los cuales resalta irremediablemente la medalla identificativa del Premio Nobel de Literatura a Ernest Hemingway.

El Monumento al Cimarrón y el Jardín de los Helechos

Un recorrido por las maravillas espirituales, naturales y culturales de El Cobre no estaría completo sino visitamos el célebre Jardín de los Helechos, un rincón creado a cielo abierto por la iniciativa privada del aficionado Manuel G. Caluff. Este pequeño Jardín Botánico atesora muchas variedades de hermosos helechos, algunos exóticos y otros endémicos. Es el único lugar de su tipo en Cuba y se considera el segundo más importante en cuanto al número de especies en todo el continente americano.

Artesanias tipicas de la zona del Cobre

También es inevitable advertir el Monumento al Cimarrón, en la cima del vecino Cerro de Cardenillo. Es obra del artista local Alberto Lescay y fue colocado en 1997 como parte de la Ruta del Esclavo en Cuba y América, en recordación del valor de la libertad y en homenaje a la capacidad de resistencia y rebeldía mostrada por los esclavos mineros de la zona.

Peregrinación de la virgen de la Caridad del Cobre

A lo largo del año 2011 la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, la entrañable Cachita, peregrinó por toda la Isla en celebración por el aniversario 400 de su aparición en las costas orientales. Devotos católicos y de las religiones afrocubanas, quienes la veneran sincretizada con Oshun, acudieron por miles a ofrecerle su lealtad, confianza y cariño, como nunca antes.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

La iglesia de la Caridad del Cobre en Santiago de Cuba, es el templo más popular y visitado de la Isla por devotos nacionales y extranjeros curiosos, ante tantas muestras de fidelidad a la mítica imagen, que se sincretiza con la deidad africana Oshun.

milagros Milagros