Kcho rema con su isla a cuestas

Kcho rema con su isla a cuestas
Comentar

Sin dudas, uno de los artistas cubanos más importantes del siglo XXI ha sido Alexys Leyva Machado "Kcho", quien se ha lanzado sobre la esencia misma de la nación caribeña, su bendición-fatalismo de ser una pequeña isla rodeada del mar inmenso, el apego a un elemento natural imponente y todopoderoso, una frontera invisible que marca destinos, una suerte de tejido conectivo con el resto de la humanidad.

Su obra incide en la esencia misma de la identidad nacional Cubana

En su obra se refleja la fragilidad humana de los paisanos. Se depositan los anhelos de puerto de entrada y salida hacia la prosperidad, la realización de los sueños crudos y trágicos a precio desmedido, a veces, y el drama de la emigración descontrolada, insegura e imprudente, en la mayoría de los casos, que incide en la esencia misma de la identidad nacional Cubana. El descubrimiento (Colón, 1492), las invasiones, el éxodo, las vírgenes que aparecen flotando, el exilio, los sacrificios y la nostalgia por aquellos que se van, mueven los hilos viscerales del innovador, criticado por unos y alabado por otros a causa de su cercanía presuntamente incondicional al socialismo cubano y sus líderes, quienes lo han tenido en gran estima.

Kcho Estudio Romerillo Laboratorio Para El Arte

Lo cierto es que se encumbra como el más representativo, significativo y trascendente a nivel internacional entre los creadores contemporáneos de las artes plásticas.

"Los artistas movemos ideas, esa es una gran responsabilidad, por eso debemos saber bien hacia dónde mirar y cómo hacerlo."

Expresó en una entrevista reciente para ratificar el arte comprometido con su tiempo y su contexto.

El hijo de Martha, como sencillamente le gusta que le llamen, ha llevado el arte propio y de otros colegas al barrio, a zonas de desastre, a gente que sufre y le necesita para reponer su confianza y sus fuerzas, y a geografías tan lejanas y solemnes como Corea del Sur, Nueva York, París, el Vaticano y Lampedusa.

El mar, los botes, los remos

El mar, los botes, los remos

A decir del artista, los botes y estructuras similares siempre han formado parte de la historia de la humanidad:

"Mira mi bote como el Arca de Noé y lo verás diferente."

Proyecto cultural y comunitario en un barrio pobre de La Habana

Y como parte de su vida misma, desde el preciso instante en que salió por primera vez de su terruño natal, la Isla de la Juventud, al sur de la isla grande. Incluso, dice haber vivido en barco durante un tiempo y acerca de esas vivencias alguna vez comento:

"Un bote es un invento ancestral. Yo no creo que haya otro medio de transporte que diga tanto sobre la gente."

Aunque es un intenso dibujante, sus instalaciones agudas y perspicaces lo han llevado a la cima. La Regata fue la primera obra donde usó las embarcaciones, símbolo de movimiento, competencia y sobrevivencia, con cierta tendencia a la inestabilidad, al desequilibrio, basado en una experiencia familiar durante su infancia.

Entrada del Kcho Estudio Romerillo Laboratorio Para El Arte

Después han llegado trozos de madera y caucho, cuerdas, botellas, escombros, imágenes de entrañas humanas y figuras de seres mínimos, mortales e insignificantes ante tanta inmensidad, con materiales reciclados o abandonados que él no llama desechos, sino "vida pasada", junto a propelas y remos, muchos remos esbozados o construidos.

El remo es el medio más sencillo de propulsión, el más atrasado y sacrificado para el navegante que se desplaza por el mar o aspira a escalar el cielo, en sentido figurado. Esos remos también sirven para hacer avanzar a su isla náufraga, que potencialmente tiene la capacidad de estar en constante movimiento.

Relación con el Vaticano

Parque infantil y cultural en el Kcho Estudio

Aunque Kcho ha tenido la oportunidad de exponer con éxito de público y crítica en importantes galerías e instituciones artísticas de casi todo el mundo, su experiencia con el Vaticano ha sido de especial relevancia.

Su obra Milagro fue uno de los regalos oficiales del Estado cubano al Papa Francisco durante la visita a Cuba en septiembre de 2015. Consiste en una enorme imagen de Cristo en una cruz de remos. Fue tallada al modo tradicional en una colaboración entre el Museo Orgánico de Romerillo, un barrio reanimado por el artista con un interesante proyecto, y el Kcho Estudio, con antiguas técnicas barrocas del estucado y policromado.

Instalacion en el mismo centro del proyecto comunitario

Fue emplazada transitoriamente en la Iglesia de la Santa Cruz de Agrigento, en Sicilia, y posteriormente transferida como donación del Sumo Pontífice a Lampedusa, para convertirse en un Cristo mediterráneo, protector de la creciente y compleja emigración que circula por esas aguas, y en las palabras del artista:

"(...) voz de los hombres que le deben de forma irreversible su vida al mar."

Pabellon del Kcho Estudio Romerillo Laboratorio Para El Arte

Antes, Kcho había sido el primer cubano en exponer su obra en el Palazzo della Cancelleria de la Santa Sede, con Via Crucis, conformada por 29 piezas entre pinturas, dibujos, esculturas e instalaciones. En palabras de un crítico cubano:

"El suyo es un grito que corta el aire y es la cruz la que alienta y destaca la conciencia del observador."

Instalacion replica de un barrio Habanero

La brigada Martha Machado

En 2008, Kcho creó La Brigada Martha Machado en honor a su madre, una reconocida promotora cultural comunitaria, para colaborar con la recuperación material y espiritual de los residentes en zonas de desastre, dentro de su país y fuera, como fue el caso de Haití durante el gran terremoto de 2010.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Algunos se atreven a calificar al cubano Alexys Leyva Machado “Kcho”, como uno de los artistas contemporáneos más importantes del mundo, con una obra basada en la relación de su país y su sociedad con el mar que le rodea.

nadia Nadia