Cinco snacks cubanos para degustar entre comidas

Cinco snacks cubanos para degustar entre comidas
Comentar

El cubano suele desayunar poco, pero sus almuerzos y cenas son generosos. Por eso a media mañana, o antes del atardecer, se prepara una merienda que llama cariñosamente "tentempié", justamente para calmar el hambre hasta la próxima comida.

¿Cuáles son los snacks típicos del cubano? Aquí le contamos

¿Cuáles son los snacks típicos del cubano?

De entrada, si usted es aprensivo o escrupuloso, no se inquiete, que los aperitivos cubanos no perturban al paladar occidental. Para nada. Aquí, como comprobará, no hay cadenas de "fast-food", y la comida dista de ser chatarra, aunque eso sí: al cubano le gusta comer fritos, con mucha harina y con mucha azúcar, así que diabéticos e hipertensos deben cuidarse, al igual que quien no quiera irse con michelines en la cintura y algunas libras de más.

  1. Fritangas Callejeras

    Fritangas Callejeras

    En cualquier esquina de Cuba usted encontrará algún puesto de fritas, de mayor o menor calidad, donde podrá comprar churros, cangrejitos, empanadas, chibiricos, buñuelos, croquetas o rollitos, y no precisamente de primavera. Si usted es de estómago delicado, fíjese bien a quien le compra estas fritas, su higiene personal y la del puesto, así como la calidad de la masa y el olor del aceite. Vista hace fé.

  2. Dulces de Harina

    Dulces de Harina

    Pasteles de hojaldre o rellenos con jalea de guayaba, matahambres, masareales, mantecados (también conocidos como torticas o polvorones), rosquitas empolvoradas con azúcar. son algunos populares refrigerios dulces de harina que el cubano suele merendar, sin demasiado refinamiento, pero disponibles en cualquier panadería del país, a precios irrisorios.

  3. Tamales en Hoja

    Tamales en Hoja

    A diferencia del tamal en cazuela - delicia servida en plato hondo - el tamal en hoja también funciona como snack. De hecho, el tamalero es un personaje popular en los barrios cubanos, que pregona su mercancía y hay quien compra varios y ya tiene su comida lista. A diferencia del mexicano, el tamal cubano es más sutil, y el sabor no se lo acentúa el picante, si no las masas de cerdo, el ajo y la manteca.

  4. El Sándwich Cubano

    El sándwich cubano

    Conocido por los cubanos como "bocadito" o "pan con", el sándwich cubano es socorrido. Las variedades dependen de la disponibilidad y la creatividad de quien los prepare. Así, hay pan con jamón y queso, con tomate, con aceite y ajo, con croqueta, con lechón y picante, con "timba" (dulce guayaba y queso), con mantequilla, con mayonesa, o con pasta, híbrido de ingredientes batidos con especie.

  5. Los Chicharrones de Puerco

    Los Chicharrones de Puerco

    Así llaman los cubanos a la corteza de cerdo frito, crocantes y de suaves empellas. Sirve lo mismo de aperitivo, que para acompañar unos tragos, una buena yuca con mojo, o para darle sabor al potaje. Un producto sin aditamentos ni conservantes, aunque son pura grasa frita y llevan sal. Pero como reza el refrán:

    "Una vez al año, no hace daño."

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Snacks, picaítos, tentempiés o meriendas, los refrigerios cubanos son peculiares como su gente. Uno de los encantos de Cuba es, justamente, su entorno rústico y aún libre de cadenas de comida chatarra, por eso los turistas incluyen en su experiencia bocados interesantes y económicos, como los sandwichs, las fritangas, los tamalitos, los chicharrones y los dulces de harina. Poco refinados, pero indudablemente auténticos, como lo que todo viajero espera de un destino como Cuba.

milagros Milagros