¿Amas la arquitectura? No te pierdas estos barrios de La Habana

¿Amas la arquitectura? No te pierdas estos barrios de La Habana
Comentar

Los amantes de la arquitectura pueden darse un festín visual en La Habana, cuyo carácter ecléctico bebe de los estilos Art Decó, Neoclásico, Ecléctico, Neohistoricista, Barroco Latinoamericano, Art Nouveau y Renacentista. Muestra de esa diversidad son el castillo de los Tres Reyes del Morro, la Catedral, el Gran Teatro de La Habana o el edificio Bacardí, por solo mencionar algunos.

Pueden darse un festín visual en La Habana

El paso del tiempo y las necesidades económicas moldearon sus barrios. Recorrerlos te sumerge en una peculiar algarabía. La Habana tiene 15 municipios, pero hay 4 barrios que no debes perderte, ya sea caminándolos o paseándolos en automóvil o coches de caballos.

La Habana Vieja

La Habana Vieja

Surcada por angostas callejuelas empedradas y edificios con una arquitectura colonial, barroca y art decó, esta zona alberga las edificaciones más antiguas de La Habana. Las ruinas y el deterioro de muchas acentúan su encanto. Pródiga en columnas, monumentos, museos e iglesias, la limita la Avenida del Puerto, y tiene a la Plaza de Armas como epicentro.

Mítico Floridita donde Hemingway libaba su daiquirí

Desandar el boulevard de Obispo, cundido de comercios, te lleva del mítico Floridita donde Hemingway libaba su daiquirí, hasta el Café París. Perdura, a su vez, del cordón que protegió la ciudad desde el siglo XVI, integrado por la fortaleza de San Salvador de la Punta, el castillo de la Real Fuerza, vestigios de la muralla, y allende la bahía, la fortaleza de San Carlos y San Severino de la Cabaña, y el castillo del Morro, con su emblemático faro.

Centro Habana

Centro Habana

Crisol humano y cultural, Centro Habana reúne la esencia de la capital de todos los cubanos. Sus calles de ajetreo constante atraviesan el Barrio Chino, plagado de restaurantes y sociedades asiáticas, surcan las barriadas de Colón y Pueblo Nuevo, viejas zonas de tolerancia, o el intenso Cayo Hueso, cuna de trovadores y rumberos, donde edificaciones de impronta socialista también se benefician de la “estática milagrosa” que mantiene en pie solares y cuarterías, caserones venidos a menos y antiguas fábricas.

La internacional paladar La Guarida

Buscando el mar, sus calles desembocan en el Malecón, el kilométrico muro, ideal para recalar tras conocer edificios interesantes como la fábrica de puros Partagás, el monolítico Hospital Ameijeiras, la internacional paladar La Guarida, o la Iglesia Loyola de Reina.

Vedado

Vedado

Zona cosmopolita, con edificios espectaculares como los hoteles Nacional, Habana Libre y Riviera, o el imponente Focsa, maravilla de la ingeniería civil. La Rampa es una avenida que desciende desde el Coppelia (la Catedral del Helado) hasta el Ministerio de Comercio Exterior, fiel exponente del estilo “street line” del Art Decó. Antiguo feudo aristócrata, la calle 17 está repleta de viejos palacetes, como el Museo de Artes Decorativas o el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos.

Miramar

Miramar

Barrio modernista, de mansiones reconvertidas en embajadas, firmas y cuarterías. El orden de sus cuadras es interrumpido por plazas ajardinadas con templetes centrales. Atravesándola está la Quinta Avenida, con su ancho boulevard, tributo a su homónima neoyorquina. Por su elevación y concepto, la Embajada de Rusia sobresale entre las demás edificaciones, así como la Iglesia de Jesús, la mayor de Cuba, el antiguo Club Coney Island, o el complejo de Escuelas de Arte Cubanacán, transgresora obra del arquitecto italiano Vittorio Garatti.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

La Habana es una ciudad ecléctica en todos los sentidos, desde lo cultural hasta lo arquitectónico. Definida por el escritor Alejo Carpentier como “La Ciudad de las Columnas”, La Habana tiene mucho para mostrarle a quien sepa ver más allá de su ruina, y vislumbre estilos, historias y conceptos. Apuntalada por vigas y por una estática milagrosa que es parte de su encanto, la ciudad brilla en su decadencia, se reinventa y aunque el turista puede recorrerla entera, pero sin perderse cuatro barrios emblemáticos: La Habana Vieja, Centro Habana, el Vedado y Miramar, muestrarios de Cuba.

nadia Nadia