Cienfuegos es la ciudad que mas me gusta a mi

Cienfuegos es la ciudad que mas me gusta a mi
Comentar

Cienfuegos es una ciudad que me fascina: es elegante, limpia, moderna, dinámica, próspera. Constantemente es visitada porque exhibe con orgullo un pasado que ha sido conservado con celo y dedicación, con sabiduría y refinamiento y es que no puede ser de otra forma porque Cienfuegos es nuestra Perla del Sur.

Cienfuegos, un poco de historia

Cienfuegos, un poco de historia

Declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, esta ciudad ubicada en la zona central de Cuba, fue bautizada en 1819 como Fernandina de Jagua por Luis De Clouet, un francés venido de la Louisiana, quien enamorado de sus parajes, decidió asentarse en ella junto a otros compatriotas suyos. Aderezada, entonces, con la sabia francesa comienza a crecer alrededor de su bahía gracias un impecable trazado que aún hoy la distingue de las villas cubanas.

Cienfuegos y yo

Cienfuegos y yo

Mi primera experiencia en Cienfuegos me hizo regresar una y otra vez. ¿Cuántas veces? No sé… pero han sido suficientes para enamorarme de su Malecón bordeando parte de su bahía donde se localiza la zona industrial. Este espacio es fundamental en la vida de los cienfuegueros: en él comparten experiencias, se enamoran, disfrutan de la brisa del mar, se toman fotos, y se canta…

Mis recomendaciones

Cienfuegos, mis recomendaciones

Aledaño al Paseo del Prado, y por momento convertidos en uno, invitan al caminante a recorrerlos indistintamente. Este Prado es otro de los emplazamientos que puede transitar para comprobar el esplendor de la ciudad en sus inicios.

Calles de Cienfuegos

Importantes exponentes arquitectónicos a todo lo largo le sorprenderán como, estoy segura, también lo hará la escultura que honra a Beny Moré, el sonero mayor de Cuba, hijo ilustre de la localidad a quien inmortalizó en su conocida estrofa:

Cienfuegos es la ciudad que más me gusta a mí.

Beny More en el Prado

Esta ciudad no se contemple en una visita porque son muchos sus atributos. El Parque Martí, por ejemplo, constituye el corazón del centro histórico y a su alrededor varias construcciones para deleitarse responsables, en su conjunto, de parte del valor patrimonial de la villa.

Hotel Jagua

Una de las singularidades cienfuegueras es el Palacio del Valle. Convertido en uno de los símbolos de Cienfuegos, es un verdadero capricho arquitectónico, resultado de la mezcla de estilos como el mudéjar, gótico, barroco, entre otros, en una perfecta combinación. Regresé varias veces para contemplarlo mejor, recorrerlo y siempre me dejaba la sensación de querer volver.

Palacio del Valle

Bellísima construcción en la que cuentan que se invirtieron 1.5 millones de pesos, estamos hablando de 1917, y en la que intervinieron especialistas de varios países entre ellos artesanos marroquíes. Hoy es museo, bar y restaurante. Hermosa vista desde la terraza en la que se consumen exquisitas delicias del mar y que no debe dejar de visitar.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Cienfuegos es una ciudad que me fascina: es elegante, limpia, moderna, dinámica, próspera. Constantemente es visitada porque exhibe con orgullo un pasado que ha sido conservado con celo y dedicación, con sabiduría y refinamiento y es que no puede ser de otra forma porque Cienfuegos es nuestra Perla del Sur.

nadia Nadia