Diez cosas que debes hacer cuando viajes a La Habana

Diez cosas que debes hacer cuando viajes a La Habana
Comentar

Si estás planeando visitar La Habana y quieres conocerla y vivirla intensamente, aprovechar al máximo tú tiempo, irte lleno de buenas e inolvidables experiencias y con las ganas de un próximo reencuentro, te recomiendo 10 cosas que debes hacer:

  1. Rentar una casa particular

    Rentar una casa particular

    Las casas particulares son una opción para hospedarse cada vez más elegida entre quienes nos visitan. Además de que el precio por noche es sustancialmente más económico que un hotel u otra instalación, aceleran su encuentro con La Habana y con los habaneros. Puede encontrarlas disponibles en todos las zonas de La Habana, desde las más residenciales como Miramar o el Vedado hasta las más populosas como Centro Habana y la Habana Vieja.

    Casa particular en La Habana

    En su generalidad le ofrecen condiciones básicas de climatización, agua, privacidad y seguridad. En los desayunos no le faltarán los jugos naturales y las frutas de estación, el buen café cubano y otras ofertas. Y algo muy importante: la cercanía a una familia cubana, a sus rutinas cotidianas, a su historia de vida, a sus alegrías, a sus sueños, a su calidez humana.

  2. Pasear por el Malecón

    Pasear por el Malecón

    El Malecón de La Habana con más de 8 km de longitud bordea el litoral norte de la ciudad y es uno de los sitios que más adoran los habaneros. Si lo recorre temprano en la mañana puede disfrutar de una espléndida salida del Sol, y del mágico momento en que la ciudad comienza a despertar. Se cruzará con personas que lo usan como ruta para correr y ejercitarse, y con pescadores urbanos que se levantan muy temprano o incluso que pasan la noche en vela pidiéndole milagros al mar. Al atardecer, a medida que el Sol se esconde comienza a poblarse poco a poco de habaneros.

    Malecón Habanero

    Amantes que romancean en su largo muro, grupos de amigos que se reúnen para conversar, juglares con guitarras regalando canciones, vendedores ambulantes. Mientras realiza este recorrido, desde el Paseo del Prado hasta el Túnel de Línea podrá avistar edificaciones representativas de la ciudad como El Castillo de la Real Fuerza, El Túnel de la Bahía, el Hotel Nacional de Cuba, entre otros.

  3. Recorrer La Habana Vieja

    Recorrer La Habana Vieja

    Comience a recorrer la Habana Vieja por la Calle Obispo, justo por la esquina donde se ubica el Restaurant Floridita, la cuna del Daiquirí. Continúe por su suelo adoquinado abriéndose camino entre los habaneros y los turistas que la recorren cada día. A su paso podrá encontrarse con librerías importantes, ferias de artesanía cubana, sitios de venta de objetos religiosos, galerías de arte, museos, y algún que otro grupo de música cubana sonando en vivo desde cualquier esquina.

    Personajes como esculturas humanas, o mulatas con vestuarios típicos, amenizarán el paseo hasta la Plaza de Armas. En el entorno de esta plaza El Palacio del Segundo Cabo, el de los Capitanes Generales y El Templete, merecen su visita. Siga su recorrido hasta la Plaza de San Francisco de Asís a una pocas cuadras. Otra de las plazas más importantes de la ciudad, desde donde se levanta la Basílica Barroca con un campanario de 43 metros de altura. En el Café del Oriente puede tomarse un rico café mientras disfruta de la vida y el ajetreo de la plaza.

    La Habana Vieja

    La propia plaza le indica cómo salir hasta la Avenida del Puerto, camine por ella en sentido oeste y entre por la calle siguiente para desembocar en La Plaza de la Catedral. Allí deléitese con esta monumental obra barroca y disfrute de este lugar rodeado de mansiones antiguas, sitios de arte, y con un ambiente muy alegre y habanero. Muy cerca de allí, en la calle Empedrado, tiene el sitio ideal para almorzar: La Bodeguita del Medio.

  4. La Bodeguita del Medio

    La Bodeguita del Medio

    Es uno de los restaurantes más legendarios de La Habana y es también un sitio que atesora una gran historia. Sus paredes, llenas de grafitis y fotos nos hablan de personajes ilustres que lo han visitado, artistas de la talla de Ernest Heminway, Errol Flyn, Mario Moreno o políticos relevantes como Salvador Allende, entre muchos otros.

    Restaurant La Bodeguita del Medio

    Ofrece un menú típicamente criollo que incluye yuca con mojo, frijoles, cerdo, tostones y cócteles cubanos, en especial El Mojito.

  5. Visitar La Plaza de La Revolución

    Visitar La Plaza de La Revolución

    Es la plaza más importante de Cuba, la de los grandes acontecimientos y concentraciones multitudinarias. Testigo de todas las visitas Papales a nuestro país, conciertos gigantescos y tribuna de los momentos históricos más importantes ligados a la Revolución. A ella se llega a través de la Avenida Paseo una de las más amplias, hermosas e importantes de la ciudad.

    La Plaza de La Revolución

    Está presidida por un monumento dedicado a José Martí nuestro Héroe Nacional conformado por una gran estatua del héroe y una torre de mármol de 109 m de altura, que por su ubicación por encima del nivel del mar, está considerado el punto más alto de La Habana. En su entorno se encuentran importantes edificaciones como la Biblioteca Nacional José Martí, el Teatro Nacional de Cuba y el Ministerio del Interior en cuya fachada se encuentra el rostro en bronce de Ernesto Che Guevara.

  6. Comer en una paladar

    Comer en una paladar

    Por paladar se identifican en Cuba los restaurantes privados que en los últimos años han proliferado por toda la ciudad ofreciendo variadísimas opciones en cuanto a menú, coctelería, precios y entornos o ambientes para disfrutar las cenas y almuerzos.

    Paladar en La Habana

    Se encuentran ubicadas en todos los barrios de La Habana, en zonas costeras frente al mar, en casonas distinguidas del Vedado, en azoteas de edificios antiguos, en callejones de la Habana Vieja, etc. Además de degustar la variedad de la cocina cubana e internacional, en estos sitios usted recibe un trato cálido y cercano de sus dueños, chefs y demás trabajadores.

  7. Dar un paseo en almendrón

    Dar un paseo en almendrón

    Almendrón es el nombre popular con que fueron bautizados los carros de origen americano anteriores a la década del 60, del siglo XX que dominan las calles cubanas, hasta el punto de que la ciudad ha sido considerada un verdadero museo rodante.

    Almendrón en La Habana

    Existen de varios modelos: Fords, Pontiacs, Cadillacs, Chevrolets, entre otros y usted puede pasear en ellos en dos modalidades: como medio de transporte urbano pues recorren las arterias principales de la ciudad y en este caso lo comparte con otros cubanos o puede rentar uno para regalarse un paseo por la ciudad. El Malecón y toda la Avenida del Puerto, el Vedado y sus preciosas calles, o el Nuevo Vedado suelen ser las rutas favoritas, para este viaje “montado en el pasado”.

  8. Bailar Rumba en el Callejon de Hamel

    Bailar Rumba en el Callejon de Hamel

    La rumba, baile autóctono de Cuba y uno de nuestros grandes patrimonios culturales tiene su casa en el Callejón de Hamel. Es un sitio ubicado en el corazón de Centro Habana, una callejuela que devino en centro comunitario y galería al aire libre. Destila por todos lados símbolos y legados de las raíces y la cultura afrocubana.

    El Callejon de Hamel

    Allí se realizan actividades como talleres de pintura, conferencias y en especial presentaciones de rumba en vivo. La mejor oportunidad para bailar rumba al compás del repiqueteo de los tambores: una experiencia que sin dudas será inolvidable para el cuerpo y para el espíritu.

  9. Visitar la terraza del Hotel Nacional

    Visitar la terraza del Hotel Nacional

    El Hotel Nacional de Cuba, es considerado Monumento Nacional, y por más de 80 años ha estado ligado estrechamente a la historia y la cultura de nuestro país. Su terraza es de los sitios favoritos de la ciudad para tomar un trago y observar una vista espléndida de La Habana.

    Hotel Nacional de Cuba

    Al estar ubicado en una colina frente al mar, usted puede sentirse como en un palco natural, mirando desde lejos y a la vez participando del espectáculo de una gran parte de la ciudad. El Morro, La Bahía de La Habana, el mar abierto quedan frente a usted como una hermosa postal. Excelente lugar para esperar una caída de sol, y luego en la noche disfrutar del malecón que se va poblando poco a poco hasta convertirse en una efervescente serpiente humana.

  10. Tomar el sol en Playas del Este

    Tomar el sol en Playas del Este

    Cuba y su eterno verano, le permiten que en cualquier época del año usted pueda tomar el sol en una de sus playas. Para no alejarse mucho de la ciudad opte por las Playas del Este de la Habana. Las más visitadas por los cubanos por su belleza, cercanía, y fácil acceso.

    Playas del Este de La Habana

    Se encuentran a 18km al este de la ciudad y se extienden por 20km por todo el litoral norte. Las más conocidas son Tarará, El Mégano, Santa María del Mar, Boca Ciega y Guanabo. Arenas blancas y finas, aguas cálidas y transparentes y mucho sol, son ingredientes garantizados para que usted se regale una inolvidable jornada.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Si estás planeando visitar La Habana y quieres conocerla y vivirla intensamente, aprovechar al máximo tú tiempo, irte lleno de buenas e inolvidables experiencias y con las ganas de un próximo reencuentro, te recomiendo 10 cosas que debes hacer.

nadia Nadia