17 frases y términos que necesitan conocer los españoles para viajar a Cuba

17 frases y términos que necesitan conocer los españoles para viajar a Cuba
Comentar

Después de que el idioma español cruzó el Atlántico junto a navegantes, conquistadores y predicadores, mutó y se adaptó al criollismo propio de las colonias, virreinatos y posteriores naciones del continente americano, herederas del influjo cultural ibérico. A pesar de cultivar el mismo idioma, los giros y locuciones del Castellano en Cuba a través de los siglos han tomado un rumbo particular, que en ocasiones dificulta la comunicación por lo que resulta necesario conocer los más frecuentes.

Guía rápida para entenderse con los cubanos

Más allá de la lengua formal, la práctica de la comunicación verbal con los cubanos asume aires populares muy extendidos y marcados por la irrupción de otras culturas como la africana, la asiática, la estadounidense y otras que, a su vez, se expresan basadas en una realidad exclusiva y en una creatividad sin límites.

  1. ¡¿Qué bolá? ¿Qué bolón? ¿Qué vuelta? ¿Qué hay? ¿Cómo está la cosa?!

    ¡¿Qué bolá? ¿Qué bolón? ¿Qué vuelta? ¿Qué hay? ¿Cómo está la cosa?!

    Todas estas preguntas, pronunciadas individualmente o combinadas con claro énfasis en la entonación, pueden representar un saludo simple, informal, una indagación sobre tu estado de ánimo, el devenir de tu estancia o una experiencia en proceso. Generalmente, pueden significar: "Hola, qué tal; ¿Cómo estás?; ¿Cómo te va?". Llama la atención el uso indiscriminado de "cosa" o "la cosa", para referirse a casi todo lo que se relaciona con sus vidas: la situación personal, sentimental, económica, política, social y cualquier objeto o elemento a destacar.

  2. Paladares

    Paladares

    Así se les conoce regularmente a los restaurantes privados, que desde hace algunos años operan con estatus legal en toda la Isla, administrados por "cuentapropistas" o "trabajadores por cuenta propia", como se les llama a los dueños y empleados que gestionan los establecimientos. Estos restaurantes, en pleno auge, tienen una fama bien ganada de proponer mayor calidad en el servicio y variedad en las ofertas, que la mayoría de sus pares estatales.

  3. Almendrón

    Almendrón

    Autos de procedencia estadounidense, fabricados en la primera mitad del siglo XX, que aún circulan extensiva y exitosamente por las calles de Cuba gracias a su resistencia, al cuidado de los dueños y a la capacidad innovadora de mecánicos e ingenieros. Algunos conservan las partes y piezas originales, que elevan su valor comercial y patrimonial. Otros, por supuesto, han sufrido modificaciones internas y sólo enarbolan su imagen de época. Un grupo selecto es empleado para recorridos panorámicos y turísticos, como flamantes museos rodantes. Generalmente, se emplean para el servicio de taxis a los locales, con recorridos fijos, excepto ante alguna propuesta tentadora.

  4. Casas particulares

    Casas particulares

    Las "casas particulares" son los hostales familiares, generalmente pequeños. Son alojamientos gestionados por el emergente sector privado en la Isla. Brindan la oportunidad de conocer e indagar cómo viven los cubanos, de relacionarse directamente con ellos en su ámbito de residencia, con mayor flexibilidad operativa y una atención personalizada a los clientes. Diversifican las oportunidades de hospedaje, y pasaron de una mera función complementaria ante la insuficiente capacidad habitacional de los hoteles tradicionales en medio del crecimiento turístico, a ser una opción preferencial.

  5. Tarjeta de turista

    Tarjeta de turista

    La "Tarjeta de turista" o sencillamente la "Visa de turista" (referida al sello adjunto que se impone de visa A-1), es un documento obligatorio para entrar a territorio cubano con fines vacacionales durante un periodo inicial de 30 días, aunque es prorrogable ante las autoridades pertinentes. En él se plasman las generales del viajero y el lugar de alojamiento. Todos los extranjeros que viajen a la Isla con ese objetivo, incluyendo a los menos de edad, deben poseer una. Se compra en los consulados de Cuba, aunque también se puede obtener a través de turoperadores, agencias de viajes (puede estar incluida en el paquete turístico) y algunas aerolíneas autorizadas, presentando un pasaporte válido por seis meses, al menos, y la tarjeta de embarque-desembarque.

  6. Fula

    Fula

    Así le llaman los cubanos a todas las monedas con categoría de divisas internacionales, especialmente al dólar estadounidense, y a la moneda equivalente en su territorio, el llamado CUC. Igualmente, este término se utiliza para denotar una evaluación difícil o negativa sobre una persona o un suceso.

  7. CUC

    CUC

    El CUC o "Peso Cubano Convertible", es una de las dos monedas que circulan en la Isla, y con la que se pagan los servicios turísticos en el destino. La otra es el "Peso Cubano", la moneda nacional de uso corriente para las operaciones domésticas, que en un monto de 25, equivalen a un CUC. En las Casas de Cambio (CADECA) habilitadas oficialmente para el cambio de moneda, en los bancos y hoteles, un Euro equivale a un CUC y fracción.

  8. Cocotaxi

    Cocotaxi

    Es un taxi estatal pequeño para las ciudades, motorizado, con capacidad máxima de dos personas, y recorridos cortos y medianos. Generalmente, es de color amarillo y consta de tres ruedas. El conductor va delante y detrás van los pasajeros cubiertos por una capota redondeada, semiesférica, que permite la vista panorámica y da nombre a este medio de transporte.

  9. Dar muela

    Dar muela

    Esta expresión popular significa brindar un discurso extendido y diletante sobre un tema determinado. También se emplea para denotar un ejercicio de convencimiento, de persuasión para logar un objetivo a través de la palabra, incluso para enamorar.

  10. Ropa vieja

    Ropa vieja

    No se vaya a confundir. No tiene nada que ver con prendas de vestir en desuso o de segunda mano. Es un exquisito plato a base de carne de res, muy popular en los centros turísticos de Cuba, aunque también está presente en algunas regiones de España. En el Caribe, se deshebra o desmenuza la carne, especialmente de falda, se le agrega ajo, cebolla, sal, jugo de limón, aceite, y se viaja al cielo con tostones de plátano, arroz blanco y frijoles negros. Una delicia.

  11. Guagua

    Guagua

    Así se les conoce a los ómnibus o autobuses con cualquier dimensión o función social. Igualmente puede ser un autobús turístico, escolar o de transporte urbano, de servicio público, donde montarse puede ser una experiencia irrepetible.

  12. Bicitaxi

    Bicitaxi

    Es una bicicleta de tres ruedas (triciclo), con capacidad máxima para dos pasajeros y un conductor que se precia de conocer al dedillo las calles alternativas y atajos para minimizar el tiempo de viaje. Generalmente se utiliza para recorridos cortos en lugares históricos y patrimoniales de calles estrechas, como es el caso de La Habana Vieja.

  13. Jinetero(a)

    Jinetero(a)

    Durante muchos años, se les ha llamado así a los hombres y mujeres que facilitan o se dedican a gestionar y establecer relaciones sentimentales o carnales con extranjeros, generalmente a cambio de beneficios materiales y monetarios (proxenetismo y prostitución). En cambio, en los últimos tiempos también se han catalogado así a los que insisten ante los turistas para entablar relaciones comerciales en el mercado negro a precios más bajos (tabaco, ron; etc…) o como intermediarios en busca de clientes para los negocios privados.

  14. Yuma, gallego

    Yuma, gallego

    "Yuma" es una manera popular empleada para designar a los extranjeros en Cuba, particularmente a los estadounidenses, desde donde proviene el término. Específicamente, es posible que a todos los españoles se les llame "gallegos", aunque no sean de Galicia. Esto sucede por la tradición enraizada del gran cúmulo de gallegos que emigró a Cuba a inicios del siglo XX y se ganaron la vida administrando establecimientos comerciales, bodegas, almacenes, bares.

  15. "Echar un pasillo" o "tirar un pasillo"

    Si a usted lo invitan a "Echar un pasillo" o algo similar, no se asuste, lo están invitando a bailar. También podrían estarlo incentivando a cursar clases de baile o a visitar centros nocturnos, discotecas y otros salones, donde sobre todo se bailan la salsa y los géneros urbanos de moda. Los cubanos son muy buenos bailadores.

  16. Voló como Matías Pérez

    Voló como Matías Pérez

    Cuando se dice que algo o alguien "voló como Matías Pérez", significa que explotó, salió expelido de alguna manera, o que desapareció (literal o figurativamente), se fue, acabó demasiado rápido. La expresión proviene de un pionero de los paseos en globo aerostático, que una vez partió y jamás se le volvió a ver, convirtiéndose en leyenda. Relacionado con esto, ante otras situaciones u oportunidades terminantes, desaparecidas, vencidas, desaprovechadas, se puede escuchar: "Eso murió" o "murió la flor".

  17. Ir a La Habana

    Ir a La Habana

    Si usted anda por el interior del país caribeño y dice que va a La Habana, no hay confusión posible, usted se dirige a la ciudad capital. Sin embargo, desde cualquier punto de la capital, cuando usted escucha que alguien va hacia o hasta La Habana, significa que se dirige al sector de La Habana Vieja, la parte histórica y patrimonial de esa urbe.

Cubanos y españoles compartimos el idioma, y algo de carácter

Durante un primer viaje a Cuba, puede ser difícil la comunicación con el ciudadano común, hasta que el oído se acostumbra, y se captan términos y frases recurrentes. Muchas son las variaciones y cubanismos en el español que se habla en la Isla. Incluso, existen ligeras y pintorescas diferencias entre los habitantes de distintas regiones, pero son obstáculos sorteables. Es posible comunicarse perfectamente y divertirse a la vez, mientras se habla.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Después de que el idioma español cruzó el Atlántico junto a navegantes, conquistadores y predicadores, mutó y se adaptó al criollismo propio de las colonias, virreinatos y posteriores naciones del continente americano, herederas del influjo cultural ibérico. A pesar de cultivar el mismo idioma, los giros y locuciones en Cuba a través de los siglos han tomado un rumbo particular, que en ocasiones dificulta la comunicación por lo que resulta necesario conocer los más frecuentes.

milagros Milagros