Conozca Cuba a través de sus plazas: Siete de las más relevantes

Conozca Cuba a través de sus plazas: Siete de las más relevantes
Comentar

¿Qué nos cuentan las plazas?

Si usted viene a Cuba y desea palpar la vitalidad de sus ciudades y de su gente, comience por conocer sus plazas más relevantes. Las plazas que han sido testigos de los eventos históricos, sociales, culturales, políticos más importantes de nuestro país.

Sitios donde también transcurre la vida cotidiana, donde los amantes se dan cita, los hombres se reúnen a discutir acaloradamente de béisbol, los pioneros depositan flores en los monumentos a nuestros héroes, los viejitos toman el sol, los vendedores de maní lanzan sus pregones al aire y las familias llevan a los niños de paseos domingueros.

Aunque existen en toda Cuba decenas de plazas que merece la pena conocer, yo le quiero recomendar 7 de las más relevantes. Algunas de ellas situadas en La Habana, la capital, y otras en provincias del interior de la Isla que probablemente también estén incluidas en su destino.

El Templete, Plaza de Armas en La Habana Vieja

Comencemos por La Habana, ciudad con más de 500 años, declarada entre las siete maravillas del mundo moderno y que justamente nació y comenzó a expandirse y a progresar alrededor de cuatro plazas principales:

  • Plazas en La Habana Vieja

    • La Plaza de la Catedral

      La Plaza de la Catedral

      Como su nombre lo indica en ella se encuentra emplazada la Catedral de La Habana, cuya majestuosidad y belleza puede dejar sin aliento a cualquier observador. Hecha de piedra tallada, esta edificación religiosa se considera el símbolo del Barroco Cubano del siglo XVIII. En su entorno se aglutinaron las familias más poderosas de La Habana en la época, por ello está rodeada de imponentes y elegantes palacios como La Casa de los Marqueses de Aguas Claras, la Casa del Conde de Lombillo, entre otros.

      Además de un exquisito viaje al pasado, desde esta plaza usted podrá acceder a importantes sitios expositivos de arte como el Centro de Arte Contemporáneo Wilfredo Lam, abrigado por la casona del Conde de Peñalver. Por allí también pululan personajes típicos de La Habana, como mulatas de vestuarios coloridos que se abanican y le saludan mientras se fuman un tabaco cien por ciento cubano.

    • La Plaza de Armas

      La Plaza de Armas

      La más antigua de las plazas de La Habana, debe su nombre al hecho de que en la etapa colonial fue utilizada para realizar paradas militares. Se encuentra rodeada de edificaciones de gran importancia en la historia y la vida pública de la ciudad como el Palacio de los Capitanes Generales, El Templete, y el Palacio del Segundo Cabo , todas verdaderas joyas de la arquitectura. En el centro de la plaza, escoltado por palmeras y ceibas descansa una estatua del héroe cubano Carlos Manuel de Céspedes, considerado el Padre de la Patria.

      Tiene además una vida propia muy interesante, pues cada día en un abrir y cerrar de ojos en una de sus calles laterales adoquinadas se monta una estantería al aire libre de libros antiguos, estampillas, objetos anacrónicos, monedas y otras curiosidades, todos ligados a la historia de Cuba. Mientras la recorres te acompañará la banda sonora autóctona de este lado viejo de la ciudad: pregoneros, pasacalles de músicos- zanqueros, maracas y guitarras que saltan al aire amenizando alguno de los portales cercanos.

    • La Plaza de San Francisco de Asís

      La Plaza de San Francisco de Asís

      Conocida popularmente por muchos cubanos como “la plaza de las palomas”, se sitúa también en la Habana Vieja, justo frente a la Avenida del Puerto de La Habana. Tomó su nombre por la Iglesia dedicada a San Francisco de Asís ubicada en sus predios. En el siglo XVI ella fue testigo de toda la actividad de los muelles de La Habana, si sus adoquines hablaran recordarían a los galeones desembarcando y trayendo a la isla mercancías, negros esclavos e inmigrantes españoles en busca de mejor vida.

      Actualmente por su extenso suelo adoquinado se cruzan decenas de personas, ya sea para atravesarla o para detenerse en ella como quien se detiene en el tiempo. La habitan además bandadas de palomas, que lo mismo pican de tus manos, que levantan un vuelo corto huyéndole a los niños traviesos que las persiguen. Una de sus esquinas es sitio de parada de quitrines tirados por caballos, invitándote a un paseo por la Habana como a la vieja usanza.

    • La Plaza Vieja

      La Plaza Vieja

      Narra la historia que esta plaza antiguamente fue utilizada para ejecuciones públicas y que más tarde, entre otras funciones, también fue plaza de toros y sede de un famoso mercado. Situada también en el casco histórico de La Habana, es bien conocido su eclecticismo constructivo donde conviven amigablemente el Barroco Colonial, con el modernismo y el Art Decó. Si usted se sitúa en el centro y realiza una mirada alrededor disfrutará de un verdadero espectáculo arquitectónico.

      En ella también se ubican sitios muy interesantes como la Cámara Oscura, un dispositivo óptico que ubicado en la azotea de uno de los edificios más altos de La Habana, le permite fisgonear en los detalles de la vida habanera. La plaza es sitio especial para descansar después de un paseo, en un ambiente alegre y animado que emana particularmente de diversos bares y de una fábrica de cerveza, verdadero antídoto para el calor.

  • Plazas en La Habana moderna

    La Plaza de la Revolución

    La Plaza de la Revolución

    La Plaza de La Revolución es la más importante de Cuba, con un alto valor simbólico en la historia política, social y cultural del país. Millones de cubanos han desfilado por ella, ya sea para conmemorar fechas ligadas a la Revolución, o en momentos únicos como el Concierto Por la Paz, el más grande y multitudinario celebrado en Cuba; o las visitas de los Papas Papa Juan Pablo II en 1998, Benedicto XVI en 2012 y Papa Francisco en 2015.

    A su alrededor se encuentran edificaciones claves como la Biblioteca Nacional José Martí, El Teatro Nacional o el Ministerio del Interior en cuya fachada se encuentra a relieve un trabajo escultórico del rostro del Ché Guevara. Presidiendo La Plaza se encuentra el Memorial a José Martí, desde donde se empina una torre de 140 metros de altura, considerado el punto más alto de La Habana, una de las vistas más espectaculares de la ciudad, a la que usted podrá acceder a través de un elevador.

  • En Santa Clara

    Plaza Ernesto Che Guevara

    Plaza Ernesto Che Guevara

    Esta plaza constituye un orgullo de los santaclareños, pues es el sitio por excelencia desde el cual se le rinde homenaje a Ernesto Che Guevara, ícono de la rebeldía en Cuba y América Latina. Justamente está presidida por una estatua en bronce del comandante. Detrás de la estatua se encuentra un mausoleo que guarda los restos del querido guerrillero junto a otros combatientes.

    Esta plaza se encuentra a 2 km del Parque Vidal, el más importante de la ciudad y que es a su vez otra de las plazas más relevantes de Santa Clara. Frente a ella se ubica el prestigioso Teatro La Caridad y el Hotel Santa Clara Libre.

  • En Santiago de Cuba

    Plaza de la Revolución Antonio Maceo

    Plaza de la Revolución Antonio Maceo

    Ubicada en Santiago de Cuba la segunda ciudad más importante de Cuba, se le considera la obra monumental más importante del siglo XX realizada en esta ciudad. Fue construida en honor al héroe cubano que le da nombre y posee una colosal estatua del mismo creada por el prestigioso maestro de la escultura Alberto Lezcay.

    Cuenta con un recinto donde arde una llama eterna en honor a los héroes cubanos y una sala de Exposición Holográfica, en la que pueden apreciarse objetos personales del General Antonio Maceo y otros documentos de gran valor histórico. Visitar esta plaza es tener un encuentro cercano con el espíritu de la ciudad de Santiago de Cuba, conocida también como la Ciudad Héroe o la Ciudad Cuna de la Revolución.

Andar 7 plazas y más...

Plaza Mayor de Trinidad

Mencionar 7 plazas de entre tantas que existen en Cuba, no le hace justicia a todas las que hoy conforman el mapa cubano. Por ello si se quedó con ganas de conocer más, le sugiero incluir otras que destacan también por su valía y su belleza: Plaza de San juan de Dios en Camagüey, Plaza del Himno Nacional en Bayamo, Plaza de Armas en Cienfuegos, Plaza de Marte en Santiago de Cuba, Plaza Mayor de Trinidad. Cada una con su historia particular, cada una con su propia personalidad, pero sin dudas con algo en común: Sitios donde bulle la vida cubana.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Todas las ciudades cubanas poseen hermosas e importantes plazas, ya sea por su arquitectura, por su valor histórico, religioso, cultural, artístico y en general por la vida que late cotidianamente a través de ellas. Conocerlas es el mejor punto de partida para comprender la fisonomía de cada ciudad, así como las costumbres, los valores, las creencias y la idiosincrasia de los hombres y las mujeres que las habitan.

nadia Nadia