La Catedral, un lugar para rendir culto a la comida

La Catedral, un lugar para rendir culto a la comida
Comentar

Cuando decido visitar por primera vez un restaurante, casi siempre lo hago por recomendación de alguna amistad. Es el caso de La Catedral, un bar – restaurante ubicado en el céntrico barrio habanero del Vedado. Después de la primera, vinieron muchas otras visitas al lugar y todas tuvieron el mismo motivo: buena relación calidad – precio.

La Catedral es uno de esos espacios que rara vez puede verse vacío, o con pocos comensales. Disfruto mucho de sus entrantes: las cremas, las bolitas de queso con salsa agridulce, pero lo que no puedo dejar pasar por alto es el eperlan de pescado acompañado de una salsa que difícilmente dejara de probar. Los platos principales son diversos: a base de pollo, pescado, res y, por supuesto, mariscos.

Todas las ofertas se hacen acompañar de arroz, vegetales, viandas fritas, según la preferencia de quien consume. Eso si, cada opción que escoja piense en que puede terminar siendo un banquete.

El lugar es muy pintoresco. Al estilo de una taberna con mesas de madera y con vitrales de llamativos colores, La Catedral posee una gracia particular: la dinámica que genera quienes beben, esperan por sus platos, comparten historias en grupo y se toman fotos que luego "suben" a la red interna (Wi-Fi) para que todos las disfruten en las pantallas. Una forma de mostrar su agrado, hacer sugerencias o dejar constancia de la visita y que no encontrara en otro restaurante de La Habana.

A todo ello se añaden los camareros que, a paso apurado, van de un lado a otro tratando de complacer a todos. Sin embargo, el ambiente es agradable, festivo, desenfadado. Es un lugar muy apropiado para visitar en familia, en grupos de amistades, ya sea por motivos especiales como cumpleanos, graduaciones, celebraciones familiares; o sencillamente para acercarse, observar, conocer mientras se saborea unos garbanzos fritos, una magnifica ropa vieja o unos camarones al ajillo.

Y entre sonidos que vienen de la cocina o del bar mientras se bate y prepara algún trago, podría pensarse en por que se llama La Catedral y sonreír cuando algún mesero te cuente que el único objetivo es mantenerse lleno como aquellas grandes iglesias. Definitivamente, un singular nombre para un lugar donde se rinde culto al buen comer.

Dirección: La Catedral, Calle 8 entre 5ta y Calzada, Vedado, La Habana, Cuba.

Horario: Abierto desde 9:00 am a 11:00 pm.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Cuando decido visitar por primera vez un restaurante, casi siempre lo hago por recomendación de alguna amistad. Es el caso de La Catedral, un bar – restaurante ubicado en el céntrico barrio habanero del Vedado. Después de la primera, vinieron muchas otras visitas al lugar y todas tuvieron el mismo motivo: buena relación calidad – precio.

milagros Milagros