Conocer Cuba fuera de La Habana y Varadero

Conocer  Cuba fuera de La Habana y Varadero
Comentar

Sin dudas La Habana es una ciudad maravilla y Varadero uno de los balnearios más hermosos del mundo, pero ni remotamente son los destinos turísticos más interesantes de Cuba. Sometida durante décadas al corsé temático de sol, playa y vestigios coloniales, la isla ofrece al turista un sinfín de tesoros "escondidos" a simple vista...

Se trata de esos destinos a veces subestimados, pero que muestran el rostro auténtico del cubano. El secreto está en observar, caminar mucho y preguntar sin pena. Aquí le sugiero 10 lugares que debería incluir en su experiencia cubana.

Diez lugares para conocer Cuba

  1. Santiago de Cuba

    Santiago de Cuba, trepidante capital del Caribe, es un puerto rodeado de montañas, calles empinadas y gente franca. Cuna del son y feudo de la trova, en sus barrios hallará desde escalinatas como Padre Pico, hasta fortalezas de roca viva o museos dedicados al ron. Los amantes del senderismo pueden explorar la cercana Sierra Maestra, peregrinar al corazón misma de la espiritualidad cubana, el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, o viajar en el tiempo al Valle de la Prehistoria.

  2. Trinidad

    Antiguo emporio de la aristocracia azucarera de Cuba, Trinidad parece anclada en el pasado, con sus calles adoquinadas, sus caserones de portón y puntal alto, y la inmensa torre Iznaga-Manacas enseñoreándose en el Valle de los Ingenios. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, esta joyita de la arquitectura colonial es célebre además por su cercana playa Ancón, el poblado pesquero de Casilda, la rica biodiversidad del camino a Topes de Collantes, y la frescura de su trago típico, la canchánchara, un coctel autóctono a base de ron, limón y miel de abejas servido en jícara.

  3. Archipiélago Jardines del Rey

    Si bien Cayo Coco y Cayo Guillermo han perdido su siempre seductora virginidad, la profusión de complejos hoteleros ha sabido convivir con una biodiversidad pródiga en aves exóticas, flora tropical, arrecifes coralinos, arenas blancas y aguas transparentes, con las dunas más altas y hermosas del Caribe. Ideal tanto para los amantes del turismo de naturaleza, como para quienes busquen confort, sosiego y escapar de lo mundano.

  4. Cienfuegos

    Cienfuegos, la Perla del Sur, tiene un trazado urbano de fuerte impronta francesa, un toque morisco en sus edificios, el mayor parque central de todo el país y un espectacular malecón, coronado por el restaurante donde cocinan la paella más famosa de Cuba. Al otro extremo de la bahía se ven las ruinas de Juraguá, el frustrado sueño electronuclear de Cuba. Cerca están las playas de Rancho Luna y Pasacaballos, de cuyo fondo marino nacen columnas de coral que forman un laberinto ideal para bucear y hacer snorkeling.

  5. Baracoa

    Quizás por recóndita, la primera villa fundada en Cuba suele ser subestimada. Casi en el extremo oriental de la isla, la Ciudad Primada reposa junto a una ensenada donde desembocan una decena de ríos, entre ellos el Duaba, el Miel y el Toa, el más caudaloso de Cuba. Con montañas de caprichoso relieve y reliquias como una cruz tallada hace medio milenio, Baracoa es ideal para hacer ecoturismo, y para probar sabores heredados de las extintas comunidades aborígenes.

  6. Viñales

    Viñales, en la tierra del mejor tabaco del mundo, es célebre por sus mogotes, unas peculiares elevaciones que solo existen en este occidental valle, y cuyas entrañas están surcadas por cavernas, como la Cueva del Indio, por cuyo río subterráneo se puede navegar. Otros atractivos de este Patrimonio Natural de la Humanidad es el Mural de la Prehistoria, que esconde un sendero que lleva hasta los Acuáticos, comunidad ermitaña que cura todos sus males con agua.

  7. Cayo Santa María

    Santa María es el más famoso de un nutrido grupo de cayos al norte de Cuba. Con hoteles de gran confort, el lugar encanta por la transparencia de sus playas, amén del sui generis paisaje que forman los canales entre los cayos, con manglares, cocoteros, playas de baja profundidad en las cuales se puede nadar entre peces y corales. Punto de partida ideal para excursiones a Remedios, cuna de las Parrandas, o el poblado de Caibarién.

  8. Cayo Largo del Sur

    Esta pequeña isla del archipiélago de los Canarreos es otro paradisiaco destino que muchos soslayan por su lejanía. A diferencia de los demás cayos turísticos, aquí solo se llega por barco o avión, pero la travesía lo vale. Vegetación tropical, arrecifes coralinos, un impresionante fondo marino y más de 20 kilómetros de playas cristalinas, entre ellas algunas vírgenes y escondidas, preferidas por los amantes del topless y el nudismo.

  9. Isla de la Juventud

    Antaño conocida como Isla de Pinos, este antiguo escondite habitual de filibusteros del Caribe es famoso por sus zonas de buceo y cuevas adornadas con arte precolombino, donde piratas como Francis Drake o Henry Morgan escondían el fruto de su rapiña, en Punta Francés. Poco promocionada por la industria turística local, el lugar tiene historia y encantos naturales que enamorarían a cualquier naturista.

  10. Gibara

    La Villa Blanca atrae anualmente a legiones de cinéfilos y turistas para el Festival de Cine Pobre. Tiene un espíritu independiente, bohemio, bucólico y una brisa marina que a ratos adormece. Su aislamiento la mantiene pura. Además de su arquitectura colonial, Gibara tiene curiosidades como una sala de cine en la cueva Panadernos, los baños subterráneos de Caletones y el único museo de Cuba donde hay un esqueleto de ballena.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Sin dudas La Habana es una ciudad maravilla y Varadero uno de los balnearios más hermosos del mundo, pero ni remotamente son los destinos turísticos más interesantes de Cuba. Sometida durante décadas al corsé temático de sol, playa y vestigios coloniales, la isla ofrece al turista un sinfín de tesoros “escondidos” a simple vista.

juan Juan